Just another WordPress.com site

Entradas etiquetadas como “T-34

Los soviéticos de Plastic Soldier

En el último año, The Plastic Soldier Company ha irrumpido con fuerza en el mercado de los wargames ambientados en la Segunda Guerra Mundial como la alternativa económica a unos fabricantes que prefieren el plomo al plástico. El material es el principal rasgo diferencial de la firma inglesa respecto a sus competidores; Battlefront o Forged in Battle trabajan con plomo y resina. Del uso del plástico se deriva un descenso en los costes de producción que se ve reflejado en un precio más asequible de sus tanques y tropas de infantería. En el caso de un ejército soviético de 15 mm., podemos hacernos con 5 unidades de carros T-34 o una compañía de infantería por un precio que oscilará entre 17 y 22 euros según el punto de venta.

Sin embargo, el comprador está acostumbrado a que lo barato sea de peor calidad. ¿Es el caso de The Plastic Soldier Company? En esta reseña explicaré mi experiencia trabajando en el montaje y baseado de 10 tanques modelo T-34 y dos compañías de infantería.

En términos generales, estoy bastante satisfecho de la calidad ofrecida por Plastic Soldier. Trabajar con la infantería es bastante sencillo, lo que es de agradecer cuando uno tiene que armar compañías de 27 peanas de cuatro soldaditos cada una. Los soldados vienen sin apenas rebabas a excepción de 1 modelo de soldado cuyo rifle viene en cada matriz (al menos en las 10 que yo he tenido en mis manos) con una rebaba, que por otra parte, resulta fácil de quitar pasándole una lima.

En cuanto a la cantidad de modelos y poses distintas, no está mal. Debe de haber unos 14 modelos distintos de riflemen, más o menos, además del staff dirigente (que para mi sorpresa, incluye un modelo femenino), las ametralladoras…

Una de las principales dudas que se me plantea es su durabilidad. Hay un rifle que por su colocación en la matriz y la delgadez del cañón, tiende a partirse al sacarlo de la matriz. Y no por hacerlo a lo bruto, le basta con la pequeña presión que ejercen las tenacillas sobre la pieza al dar el corte para hacer ¡creck! Lo cual me inquieta bastante… Ya me comentó otro jugador que es mejor procurar montar las bases de manera que el cañón del rifle quede completamente dentro de la base para evitar roturas durante el trasporte o las partidas.

En cuanto a los T-34, prefiero los de Battlefront por calidad de detalle, por tamaño de la miniatura y porque la resina pesa más y me gusta más esa sensación de peso. Pero por 21 euros/5 tanques, no se puede pedir más. El carro está aceptablemente proporcionado, no desentona en un ejército mayoritariamente armado con miniaturas de Battlefront…

Uno de los principales defectos o dificultades que les veo es que las orugas vienen en dos partes y hacer un encaje perfecto resulta imposible para un “montador standard” o alguien no muy manitas como pueda ser yo. La línea que separa ambas piezas se nota intente lo que intente. Inconveniencias del plástico despiezado.

Por otra parte, la torreta para hacer T-34/85 presenta una dificultad que para mi ha sido insalvable a la hora de encajar el cañón con el cuerpo de la torreta. Como trae también opción para montarlos como T34/76, he usado esa y listos. Si bien es cierto, que al comentar esto con otros jugadores de Flames of War me han comentado que ellos no han tenido ese problema, así que puede haber sido un defecto que sólo se haya dado –por desgracia– en la caja que adquirí.

La apariencia final, de todos modos, es aceptable. Trae opciones de mando y barriles de combustible para hacer que cada modelo tenga un matiz diferencial con el resto.

En conclusión, mi opinión es que la infantería es sobresaliente, a la espera de ver cómo soporta el paso del tiempo y el trajín, y que los T-34 son suficiente para alguien que quiera jugar y gastarse poco dinero, pero defraudarán al coleccionista o al purista de las miniaturas.

Anuncios